Detalle


Seguridad simplificada

La bomba de perfusión hipertérmica de Belmont monitoriza automática y continuamente tanto el proceso de infusión como el funcionamiento del aparato. Si se produce una situación de riesgo, las alarmas identifican el problema y las pantallas táctiles muestran cómo resolverla. Con cada situación de alarma, la bomba se detiene, el calentador se apaga y la válvula de desviación se cierra. El fluido hacia el paciente es redireccionado inmediatamente y regresa al reservorio.



Ver más en: Cuidado Intensivo/Intermedio - Bomba De Infusión Rápida